Tomas Bradanovic

Fortuna Favet Fortibus. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás


Ayer veía una entrevista en el programa de Phillip Butters en Radio Capital al ex candidato presidencial Alfredo Barnechea. Que manera de hablar estupideces, Barnechea es un periodista y político de muy buena facha, pone cara de estadísta y habla casi tan lindo como Alan, pero intelectualmente es de los políticos más miopes del Perú.

Vive pegado en los años setenta repitiendo las consignas de la Cepal que causaron la Década Perdida en toda América Latina, entorna los ojos hablando del "papel redistribuidor" que debe tener el gobierno y tonteras por el estilo. Se supone que el Perú debería estar curado de espanto de esas babosadas, ni siquiera Alan García las repite, pero nunca falta.

El tema era el importante yacimiento de gas de Camisea y los planes absurdos y dispendiosos que baraja el gobierno para "aprovecharlo", la cantidad de millones que se ha botado y robado en ese proyecto justificaría su privatización inmediata, a cualquier precio porque de seguir en manos del estado va a terminar en el agujero negro que tan bien conocemos en América Latina.

El error fundamental es no darse cuenta de algo obvio: el gas naturaql es un commodity como cualquier otro y en cuanto cae en manos de una empresa del estado vienen por un lado las presiones para venderlo subsidiado para el consumo nterno y para hacer proyectos fantasiosos donde se termina desapareciendo toda la plata.

¿Que pasaría si Codelco, en lugar de vender el cobre a su precio de mercado, empezara a subsidiar su uso interno para "reactivar la economía"? Bueno, algo así es lo que está pasando con el gas de Camisea, hay presiones porque todas las regiones quieren el gas a precio de huevo. Esos subsidios a la larga se descontrolan y causan enorme perjuicio a la economía, se ha visto miles de veces, el estado es el peor controlador que existe porque las autoridades cambian cada 5 años así es que llegan solo a robar todo lo que puedan, eso es parte de la naturaleza humana.

Por otra parte ya están haciendo billonarias "inversiones" en proyectos estúpidos en los que el estado no debería arriesgar ni un peso, como un gaseoducto y ya empezaron a hablar de armar una industria petroquímica. Perú iba tan bien y parecía que la gente ya tenía internalizadas ciertas realidades económicas básicas y de repente, aparecen estas estupideces sesenteras. Si tuviesen dos dedos de frente le quitarían el negocio a Petroperú cuanto antes y lo licitarían a manos privadas: que venga una empresa seria con ganas de ganar plata y de invertir de manera racional, no en estupideces. A la empresa le ponen los impuestos que corresponden y listo. El estado es el peor empresario que existe, el más ladrón, abusivo, lejos. El gas de Camisea así como está, va derecho a la quiebra. Y no se van a demorar mucho, ya empezaron el proceso destructivo.

A Phillip Butters, que me cae muy bien y por lo general es muy sensato, se le licúa el cerebro con cualquier tema que tenga que ver con Chile, tiene esa chilemanía que es tan común en muchos peruanos y habla del peligro que desde Tacna nos exporten gas, en forma pura o de energía eléctrica al Norte de Chile. Está delirando, en el norte hay superávit de energía eléctrica, especialmente desde la baja de la actividad minera, si Chile llegara a comprar tendría que ser a precios competitivos y acá el precio está bastante bajo, dudo mucho que llegue a concretarse a menos que lo hagan como un gesto político para simular integración.

Sin embargo Butters tiene razón en algo: los peruanos promedio mirarían con indignación que se le venda a Chile gas de Camisea, aunque sea a buen precio (lo que es improbable) sería un tremendo disparo en el pié para la popularidad de PPK. Los gobiernos de Chile y Perú harían bien en olvidarse de esa tonta idea, que no tiene lógica ni realismo político, Chile no lo necesita y a la mayoría de los peruanos solo causará irritación.

Volviendo a Barnechea, ceeo es que es un bobo ilustrado, típico de los que se pasan la vida en organismos de la burrocracia internacional y solo saben repetir las ideas sesenteras, trasnochadas y que han mostrado ser un fracaso en todas partes. En la entrevista se notan claramente sus sueños húmedos con la "industrialización" palabra fetiche de los cepalianos, habla de hacer industrias petroquímicas por todas partes porque en Perú no producen urea ¿y no ha pensado que tal vez no es negocio producirla? Claro que no, gente como Barnechea no cree que existan malos negocios y que basta con que el gobierno "invierta" para que empiece a fluir la riqueza como flores en el campo.

Sobre temas importantes, urgentes, se nota claramente que no tiene idea ni le interesan. Le preguntan sobre seguridad y empieza a tartamudear y repetir lugares comunes. El tema del agua, que es un problema vital en Perú ni lo toca. Claro, a el le interesa la "industrialización" porque cree -como buen cepaliano- que esa es la bala de plata que resolverá todos los problemas del mundo. Como si China no existiera y no tuuviesen suficientes industrias.

Dicho todo esto, con todas sus ideas equivocadas Barnechea es un tipo bien articulado, habla de corrido y no es el típico político chanta que conocemos acá en Chile. Lo mismo los programas de periodismo, en Perú todavía quedan programas con gente independiente que dice lo que le parece, a diferencia del circo pobre que tenemos en los medios acá en Chile. Chapeau por eso.

El canto del cisne de la Zofri

sábado, 10 de diciembre de 2016


Para los que vivimos lo que fue la Zona Franca de Iquique en sus años de gloria, es una situación muy triste. Como toda actividad que se derrumba: las salitreras, la Azufrera del Tacora, el Barrio Industrial de Arica y tantos otros. Parece que el Norte de Chile es un lugar característico de estas actividades de gran auge y estrepitosa caída, que al morir dejan una estela de ruina, abandono y pueblos fantasmas. Cuando estuve filmando el video en las ruinas de Aguas Calientes no pude dejar de pensar que en unos cuantos años más así iba a estar la Zofri.

Ya olvidé el año en que la conocí. Debe haber sido en 1980 más o menos cuando Gabriel Abusleme nos llevó en la camioneta Silverado de la empresa a mi primer trabajo. "¿Conoces Iquique?" me preguntó en el camino, "No", "Bueno, no te has perdido nada" y esa fue mi impresión cuando entramos a la antigua ciudad que con el tiempo llegué a querer tanto, Iquique era viejo y bastante feo con algunos lunares bonitos como el sector de las playas.

La Zofri era otro mundo, grande, cosmopolita y repleta de gente. Hacía poco se había cambiado desde su viejo emplazamiento cerca de la aduana al lugar donde se encuentra hoy, se había habilitado un lugar para los "módulos" de venta por menor que era el paseo obligado de los iquiqueños. Eran los años en que en Chile ni soñábamos con tener grandes mall el Apumanque estaba recién inaugurado en Santiago- y la gente paseaba todo el día por el tontódromo, que se convirtió por unos años en una especie de Plaza de Armas de Iquique, lugar de encuentro donde la gente iba a ver y ser vistos.

Las chicas más lindas se contrataban como vendedoras de las empresas grandes: Sony Cantolla, General Supply y otras por el estilo. Había un ambiente muy cosmopolita porque a los empresarios, que al principio eran mayormente judíos de Arica, se sumaron gente de muchos otros países. creo que los hindues fueron los primeros, luego empezaron a llegar chinos, panameños, colombianos y de todas partes. La Zofri en esos años era la principal productora de glamour criollo en Iquique.

Como funcionaba
ZOFRI, establecida por la Corporación de Fomento a la Producción, CORFO, en 1975, estaba manejada por una Junta de Administración y Vigilancia nombrada por el gobierno. A partir de 1992 se convirtió en ZOFRISA, una sociedad inmobiliaria y administradora con un 49% en manos privadas y 51% estatal, en ese momento se sembró la semilla de muchos de sus actuales problemas.

Se permitía importar toda clase de mercaderías menos armas, municiones, pornografía y otras pocas cosas consideradas dañinas a la moral. Los impuestos eran así: (a) las importaciones que ingresan y permanecen en los puertos libres o dentro de los "Recintos Amurallados" no pagan impuestos ni IVA; (b) las importaciones que salen del puerto libre, pero permanecen dentro de las zonas francas de extensión (provincias de Arica, Iquique y Parinacota), pagan un impuesto del seis por ciento (6%), pero no IVA; (c) las importaciones que salen de las zonas francas al resto del mercado nacional, pagan impuesto de internación e IVA; (d) sujeto a negociación con las aduanas locales, las importaciones pueden permanecer almacenadas libres de impuesto en los puertos.

Igual que las salitreras, el barrio industrial de Arica y otras similares, la Zofri tuvo períodos de violento crecimiento y caídas. Las Zonas Francas solo pueden existir si están rodeadas de países con altos aranceles porque el contrabando es su razón de existir. Desde su creación, el principal cliente fue el contrabando hacia Perú vía Arica, que tuvo un enorme auge hasta que llega Fujimori en 1990 y baja unilateralmente los aranceles en Perú, tal como había hecho Chile años atrás, con eso virtualmente desapareció el mercado peruano.

A partir de 1990 empezó a crecer el mercado boliviano, principalmente con los autos usados y la ropa usada, en 1993 Bolivia era el principal destino de las mercaderías Zofri, pero a mediados de esa década también bajó sus aranceles y la Zofri quedo solamente como lugar de paso de mercaderías para allá. En esos años llegaron los pakistaníes con sus mezquitas y todo eso. Al terminarse el mercado boliviano todavía hubo un pequeño auge para exportar a Paraguay, que era la puerta de entrada al gigantesco y protegido Brasil. Transportes Guaraní fue una de las empresas principales en esos años, pero todos los negocios con Paraguay eran sospechosos de lavado de dinero, tráfico de drogas y conexiones con el terrorismo, por eso fue un mercado que duró bien poco.

En la década del 2000 empezaron a llegar los chinos, esas empresas grises ue nadie sabía si el dueño es dueño o si se trata de empresas estatales. Los chinos hicieron gran inversión en construcciones armando unos galpones mutantes y se dedicaron a traer principalmente maquinarias, luces LED y paneles solares, en lugar de las confecciones que habían sido su fuerte en los primeros tiempos de la Zofri. A mediados de la década del 2000 ya casi no existía movimiento comercial y las pocas importaciones de mercadería se vendían principalmente en el mall, que fue una gran ampliación de los antiguos módulos.

La Zofri pasó entonces a ser abastecedora de la gran minería. El auge minero los salvó de la desaparición y revisando las ventas de esos años la mayor parte correspondía a importaciones de combustible e insumos para la industria minera. Con el desplome de los precios del cobre empezó el declive final hasta llegar a la situación de hoy en que a la Zofri prácticamente no le queda ni un solo mercado importante, lo que tiene son puros nichos, segmentos precarios de mercado, temporales, que no son la sombra de la sombra de sus grandes mercados originales: Perú y Bolivia. Tal vez el contrabando de cigarrillos chinos que entran a Bolivia y se devuelven a Chile y Perú, sea el último negocio rentable que va quedando.

La Zona Franca de Iquique está en su canto del cisne. No ha muerto pero si va en un proceso de larga agonía tal como ocurrió con el salitre, porque ya dejó de tener sentido como modelo de negocio. Este declive comercial ha ido acompañado del declive administrativo y gerencial, porque el gobierno ha ido colocando gente cada vez más incompetente, parece que hicieran concursos para elegir a los más incapaces. La razón de fondo de los problemas es la muerte del negocio y los síntomas son lo que hemos visto últimamente: los cargadores -igual que las ratas- tomando y destrozando todo, un servicio de guardias de seguridad donde abundan ladrones y delincuentes, en fin, un caos total.

Un minuto de silencio por lo que fue mi querida Zona Franca de Iquique, donde fui trabajador y después gerente. Creo que es el único trabajo interesante que he conocido en mi vida, esa fue mi verdadera universidad, donde curse los estudios superiores más útiles de mi vida, lástima que ya no va más.

IMACEC Fracaso, Autobombo y Profesores

viernes, 9 de diciembre de 2016


Lo que significa la caída del índice
El Indicador Mensual de Actividad Económica (IMACEC) marcó su punto más bajo desde hace 7 años (-4% respecto del año anterior) y aunque las autoridades políticas se han apresurado a des dramatizar el asunto, resulta la muestra más clara del fracaso económico de este gobierno. A proposito, adivinen quien gobernaba 7 años atrás, cuando el Imacec también fue negativo: si la neurona no me falla era doña Michele Bachellet Jeria, la misma que nos gobierna ahora: Bingo.

El IMACEC es un indicador importante por varios motivos, el principal es que no puede ser falseado o manipulado por oficinas dependientes del gobierno como el Instituto Nacional de Estadísticas que, cada vez que las políticas de gobierno empiezan a mostrar fracasos, se convierten en una especie de mini Ministerios de Propaganda. También es importante porque en este índice se encuentra el 90% de los bienes y servicios que se contabilizan para el Producto Interno Bruto (PIB), que es un indicador vital de la riqueza o pobreza del país.

El IMACEC es construido por el Banco Central, que hasta ahora había sido manejado por economistas independientes y de todas las visiones políticas. Hoy la independencia y calidad técnica del Central está en riesgo, por primera vez en varias décadas, con un mediocre Mario Marcel, nombrado por la presidente gracias al apoyo que le da su mayoría en ambas cámaras. Pocos se dieron cuenta del peligro al votar con descuido o no votar para diputados y senadores, yo mismo cometí el error votando por mi buen amigo y ex compañero Rocafull para diputado, un error garrafal, una cosa es la amistad y otra muy distinta la política, soy responsable, aunque en minúscula parte, del desastre que ha resultado este gobierno.

Un crudo análisis crítico del Departamento de Estudios del BBVA, pone en evidencia el verdadero problema del que pocos hablan y que probablemente está en la base del fracaso de este gobierno: la egolatría, el autobombo (elogio desmesurado y público que hace uno de sí mismo o de sus cosas) y la total falta de autocrítica, cero pensamiento crítico, que han mostrado los más mediocres funcionarios de esta administración, partiendo por quien manda: la presidente.

El desprestigio de los profesores
Karl Marx hablaba con desprecio de los "economistas profesorales" para referirse a los que se enamoraban de sus teorías absurdas que poco y nada tenían que ver con la realidad, lo divertido es que no se dio cuenta que el mismo era un economista profesoral de primera, pura teoría y cero realidad. En el prefacio de su divertido libro Cuidado con los Impuestos, el profesor Cyril Norcthcote Parkinson coloca este brillante párrafo, que explica muchas cosas:

Para los jovencitos, para los profesores, para los que componen libros de texto sobre derecho constitucional o tratados de economía política, el mundo es un lugar más o menos razonable. Para todos ellos, la elección de representantes políticos se efectúa siempre libremente entre aquellos que merecen la confianza del pueblo. Los más eminentes y esclarecidos de los elegidos llegan luego por sus pasos contados a ser ministros de Estado. Los dirigentes de las compañías industriales o mercantiles, una vez designados con cuidadoso discernimiento por los accionistas, buscan rodearse de personal administrativo que haya demostrado cumplidamente sus aptitudes para secundarles en puestos de menor responsabilidad. 

Muchos son los libros en que se proclaman sin reservas afirmaciones de esta especie o se dan implícitamente por supuestas. Mas, para los que han adquirido cierta experiencia en el mundo de la política y de los negocios, estos postulados tienen todo el aspecto de perfectas paparruchas. Los solemnes cónclaves de sabios y reposados varones son meras ficciones de la mentalidad profesoral. 

Por ello nos parece saludable que de vez en cuando suene un grito de alerta que trate de situar las cosas en su punto. No permita Dios que los estudiantes dejen de leer obras de política y de economía… a condición, no obstante, de que los consideren como cualesquiera otros libros de pura imaginación. Situados entre las novelas de H. G. Wells y de Rider Haggard, alternando su lectura con los divertidos relatos sobre el hombre mono y las naves interplanetarias, aquellos libros de texto no pueden causar daño a nadie. Pero de ser tomados en serio y considerados como obras de estudio e información, pueden resultar más calamitosos de lo que a primera vista parece.

Creo que esto describe muy bien la actitud profesoral, petulante y falsa que goza de merecido desprestigio. Auto alabarse es práctica común de los mediocres, los poca cosa dentro de su inseguridad, refuerzan su autoestima exagerando sus virtudes y sus logros de manera ridícula. Recuerdo una vez a un profesor, titulado de pedagogía en física y que con los años sacó un doctorado en una de esas universidades de tercera, decía refiriéndose despectivamente a un colega "nosotros los físicos tenemos una visión distinta, mucho más completa que los ingenieros" ¡el tipo había pasado más de la mitad de su carrera estudiando pedagogía! "nosotros los físicos" ja-ja. Las universidades están repletas de esos acomplejados y mafiosos que buscan escalar botando a cualquiera que les pueda hacer sombra.

Cuando alguien le da mucha importancia a los títulos obtenidos es un reflejo seguro de su propia inseguridad. Solo miren mi abultado currículum: cuando yo esté bien convencido y seguro de lo que valgo seré capaz de reemplazarlo por una sola página de datos esenciales, por mientras lleno páginas con cosas que no le interesan a nadie. Nadie está libre.

Pero me consuela pensar que yo al menos me doy cuenta de mis inseguridades y no las tomo muy en serio, los verdaderos pobres diablos ni se dan cuenta, se convencen a si mismos que son unos sabios, autoridades de alto nivel, infatuados y miradores en menos. Que gente más ridícula.

El gobierno de Bachelet ha sido prolífico en ejemplos de esta clase. La desfachatez del ex ministro Arenas, hablando hasta el final de los "brotes verdes" que venían para nuestra economía y descalificando cada una de las críticas que anunciaban su fracaso. Jorrat también hizo lo suyo defendiendo su esperpento de reforma tributaria que terminó en lo que cualquier con un poco de sentido común habría previsto: otro gran fracaso. ¿Se acuerdan de los ternos ajustados a nivel ridículo del ex ministro Peñailillo? Y que decir de las poses y caras que colocaba para las fotos. Su momento cumbre fue cuando lo interpelaron en la cámara y salió con su retórica arrogante, pretencioso a dejar callados a todos.

En todos los servicios públicos vemos a estos flaites empoderados, pero principalmente en los cargos de elección popular, desde la UDI al Partido Comunista casi todos los políticos muestran esta clase de "asertividad flaite", completamente ciegos a la autocrítica, esa es una de las principales diferencias con los comunistas antiguos. Para que hablar de los espontáneos que han aparecido como independientes, bien financiados por quien sabe quien, repartiendo plata y presumiendo de sus manos limpias.

La reputación no se gana con el elogio desmesurado y público que hace uno de sí mismo o de sus cosas, algunos tontos pueden caer y creerle a estos asertivos, pero eso dura poco, hasta que empiezan a mostrar la hilacha, la reputación se construye actuando bien, no hablando bien ni alabándose a si mismo. Eso se supone que deberían hacerlo los demás.

Y toda mi furia es por culpa de un profesor mentecato
En fin, como ya deben haber sospechado he sido víctima -otra vez- del ataque artero y sibilino de uno de estos follones, mentecatos, memos, babiecas, estúpidos, que consiguió sulfurarme durante unos pocos milisegundos. En venganza acudo a Shakespeare para mandarle este recadito:

EL INTENDENTE.-¿Y cómo me conoces?
EL CONDE DE KENT.-Como a un bribón, cobarde, necio, de baja estirpe, hijo del oprobio, vil solicitante, vago, miserable esclavo que hace de perro para suplantar al hijo de la casa. En tu persona se reúnen un pícaro, un miserable, un cobarde a quien daré de palos si niegas uno solo de los epítetos que acabo de darte. (El Rey Lear)

O mejor apelo a nuestro castizo Cervantes

BUYT hijo de puta, y puto, y miente, y calla
No fabe el cornudillo, fea quien fuere,
que aunque tenga cien cuerpos, y cien almas,
para dar por mi Rey, no daré una,
fi me lo piden de effe modo (Comedias y Entremeses)

Ya lo sabe el follón y cornudillo: que conmigo no se meta porque no me cuesta nada dejarlo calato. Y con esto creo haber agotado mi repertorio de groserías, iniciado en el video de anteayer. Creo que nunca había publicado tantas malas palabras en más de diez años, pero ambas ocasiones lo ameritaban.

La suerte de vivir al lado del Perú

jueves, 8 de diciembre de 2016


Me escribe un mensaje por Facebook mi amigo el Matute, se está embarcando en el bus para la Virgen de Las Peñas, le esperan muchas horas de caminata y me mandó un mensaje lleno de sentimientos cochinos y reproches por no haberlo acompañado. Que se vaya al diablo, el pecador es él y no yo, que he sido siempre un tipo serio, probo y honesto, toda mi vida, además para conseguir el milagro que él necesita ahora creo que él tendrá que llegar allá caminando en las manos.

La última vez que fuimos con él y la Martita, a la vuelta me caí y casi me saco un ojo, así es que dije que ahora si que no iba más. Eso fue el año 2013 y pienso cumplir con mi palabra, ya estoy muy viejo para esos trotes, he ido por muchos años y no pienso seguir sufriendo, he hecho esa caminata muchas veces desde los años 80 y creo haber cumplido con creces con mi deber de ariqueño.

El martes nos fuimos con mi amigo a Tacna, recordando viejos tiempos de nuestros años de avezados contrabandistas. En los ochentas pasábamos de todo: teclados electrónicos, Betamax, combustible, casi no había cosa que no contrabandearamos, creo que de allí viene el sobrenombre de "Matute", el tenía una camioneta Toyota y yo tenía mi Volkswagen Escarabajo, como decía, probablemente no había cosa que no pasáramos en nuestros últimos años de la universidad.

Esta vez fuimos a la feria de las bolivianas donde me compré unos jeans Levi´s -falsificados por supuesto- que tienen tan buen corte que ahora todos me encuentran flaco y me preguntan si estoy a dieta. Estuve años usando jeans bolsudos, es increíble lo bien que es usar unos con buen corte. También compré un cartón de cigarrillos para mi chanchito de la buena suerte,

La gente de otras partes no se imagina las increíbles ventajas de vivir al lado de un país con economía libre y desregulada, los jeans Levis que acá en Chile cuestan US$ 70.- los consigo en Perú por US$ 8.- misma calidad, mismo corte, mismas etiquetas, los cigarrillos que en Chile me costarían mínimo US$ 30 los consigo en Perú por US$ 6.- ¡que maravilla!.  Ojalá que el Perú jamás se formalice, que siga la libre empresa como hasta ahora y que no le hagan caso a chiflados como Hernando de Soto y otros idiotas que hablan de la necesidad de formalizar la economía, son unos vendidos que no se merecen ni un 1% de la reputación que tienen.

Cuando íbamos para Tacna me encontré con la desagradable sorpresa que siguen varios kilómetros de desvíos de tierra por la construcción de la doble vía en la carretera hasta la frontera. No es gran cosa porque casi toda la carretera en la parte peruana es solo de una vía en cada sentido, pero siguen rompiendo caminos para pavimentarlos, seguramente por el nefasto efecto de los "fondos espejo" del Transantiago.

Lo más indignante es que han pasado meses y no se ve a casi nadie trabajando en el camino: estos infelices rompieron y dejaron todo abandonado para que los sufridos viajeros rompan los parabrisas y arruinen la suspensión de los vehículos en los caminos improvisados. En cualquier lugar civilizado ese camino se habría hecho en muy poco tiempo, no tiene ninguna clase de dificultad porque es un terreno perfectamente plano y recto. Pero los incapaces de nuestro "sector público" tienen allí todo botado, abusando de la paciencia de los contribuyentes que les pagamos el sueldo todos los meses.

Muchos están empezando a mencionar las concesiones como la solución de el desastroso desempeño de nuestra economía, lo que no se dan cuenta estos tarados es que las concesiones no son otra cosa que impuestos específicos disfrazados y solo resultan bien cuando la economía está en alza, en la actual situación solo traerían más empobrecimiento, tal como cualquier nuevo impuesto que se le ocurra poner al gobierno.

En los años de los militares, cuando se introdujo esta idea de concesionar caminos bajo la idea de "el que usa paga" funcionó muy bien, porque los impuestos generales -especialmente al consumo- se fueron bajando. Luego en los años de Aylwn y Frei siguieron funcionando por la inercia de la buena situación económica en general. Ricardo Lagos -que introdujo la corrupción en gran escala en el sector público- aumentó el ritmo de las concesiones, que esta vez se convirtieron en abuso infame, porque se hacían juto con alzas en los impuestos generales bajo distintos pretextos. Seguir concesionando caminos hoy sería el colmo del abuso. Dudo que la gente lo aguante. ¿Más concesiones? No gracias, mejor que ni lo intente Sra. Bachelet, por su propio bien.

Las cuevas de Anzota

miércoles, 7 de diciembre de 2016



En la mañana nos fuimos con mi amigo y compañero de universidad Mario Ernesto Ramón a filmar a las cuevas de Anzota al sur de Arica, cerca de la Playa Corazones. Después nos fuímos a un buen almuerzo donde su hermano Eduardo y sin más trámite salimos para Tacna. Se me había olvidado que mi amigo Matute parece mina cuando va a comprar algo: elige, regatea, dice que no, vuelve, regatea de nuevo y así puede pasar horas ¡que enfermante!

Pero bueno, para eso están los amigos, para amargarnos la vida ¿no? La cosa es que lo pasamos muy bien y yo volví cansado como perro. Pensaba editar el video, ponerle música y todo eso pero mejor lo dejé crudo, tal cual para que escucharan nuestras estupideces y vieran cual de los dos modula más mal. Perdones las malas palabras que a veces se nos escapan, esto es como el video del Guru-Guru sin censura, pero mucho menos chistoso. Al menos los paisajes son muy bonitos.

P.D. Por defecto Youtube pone la resolución automática a 720p, les recomiendo cambiarla a 1080p para ver mejor los detalles

Cultura de la feria en Perú y en Arica

martes, 6 de diciembre de 2016


El Perú es uno de los países con menos diferenciación que he conocido, al menos en los negocios, todavía no conocen el concepto de productos diferenciados. Llevo unos cuantos años revisando tesis y he visto muchísimos planes de negocio hechos por estudiantes peruanos, muchos de ellos dicen que se van a posicionar con una estrategia de diferenciación, pero cuando les pregunto en que consiste esa diferenciación me dan respuestas absurdas como "ofreceremos un mejor servicio" y cosas por el estilo.

Las mejoras no son diferenciación, el concepto de diferenciarse va por poseer una diferencia incopiable, única. Cosas como una mejor calidad de servicio, personal más capacitado, mejores instalaciones, etc. son lo más fácil de copiar en el mundo.

Existe una especie de modelo de negocios peruano, con tendencia a la aglomeración y su expresión más clara son las ferias, es increíble como han extendido el concepto de "feria" a casi todas las actividades económicas. Uno se da cuenta apenas llega a Tacna, están los barrios de repuestos automotrices, barrios de restaurantes, de residenciales, de imprentas, de venta de telas, barrios de confecciones, de ferreterías, de sastrerías, de artículos plásticos, de cumpleaños y por supuestos los barrios de ferias, donde las galerías comerciales con locales minúsculos se agrupan una al lado de otra, cientos o quizá miles, todas vendiendo artículos muy parecidos y prácticamente al mismo precio.

Este modelo "tipo feria" va más allá y se aplica a cosas que uno nunca se habría imaginado. El Hospital de la Solidaridad funciona en un local que la Municipalidad hizo originalmente para un mercado y en los pequeños locales que arriendan los médicos se habilitan consultas de toda clase y todas las especialidades médicas que uno se pueda imaginar, es una feria de servicios médicos. Incluso los burdeles -que nombre más ridículo- siguen estrictamente el modelo de feria, donde el dueño hace solo un negocio de arriendo y las prestadoras de servicios arriendan su "local" y se encargan de todos los detalles en un exitoso modelo micro empresarial. Son lugares bizarros y alucinantes... por lo que me han contado y los precios -dicen- son sorprendentemente parejos.

Esto no solo ocurre en provincias, en Lima pasa lo mismo pero a escala gigantesca. El Jirón Gamarra es como una enorme feria, lo mismo que los "Polvos Azules" con más de 2.000 locales, en todos da la sensación de estar en un laberinto interminable donde las mercaderías y precios se repiten hasta el infinito. Es muy curioso ese modelo tipo feria, existe en toda América Latina pero en Perú aparece en casi todos los negocios. Lo que nunca he entendido bien es como ganan plata vendiendo todos las mismas cosas al mismo precio.

Acá en Arica las ferias tuvieron su apogeo en los años ochenta, cuando ocurrió el último boom de la ciudad con el auge del contrabando para el Perú en los años de Alan García. Las ferias de Arica eran muy parecidas a las peruanas pero tenían más especialización, normalmente para un cierto producto había solo uno o dos comerciantes que lo vendían. Hoy solo sobreviven de esa época las Ferias Manuel Rodriguez y Las Parinas vendiendo artículos de Zona Franca, otras pocas son del modelo peruano, donde se han establecido antiguos ambulantes, es un negocio que todavía da plata a un par de miles de familias.

Muchos ariqueños tontamente reclaman porque la ciudad está estancada y viven soñando con glorias pasadas del Puerto Libre, las industrias protegidas o el contrabando hacia el Perú, que fueron los tres grandes boom económicos que tuvimos en los años 60, 70 y 80 respectivamente. Se quejan porque no hay trabajos asalariados pero Arica es la capital nacional de las micro empresas desde hace muchos años, la gente vive en promedio con bastante prosperidad y eso se ve en todas parte. Arica debe ser la única ciudad de Chile donde no existen bolsones de miseria, no hay ni un solo barrio en la ciudad como La Cantera de Iquique, Alto de Alianza de Tacna, Alto Hospicio o muchos campamentos miserables que hay en casi todas las ciudades del sur de Chile.

¿Eso quieren? Porque junto con el "desarrollo" que ambicionan, llegan siempre las ratas y cucarachas humanas: flaites, ladrones, depredadores de toda clase. Estos tontos que se quejan por el "estancamiento" de Arica no tienen idea de lo que están hablando, si no les gusta la ciudad como es ahora -con la mejor calidad y el menor costo de vida de todo el país- entonces los invito cordialmente a que se manden a cambiar a Santiago, Iquique, Antofagasta o cualquier otra ciudad maravillosa por el estilo. Y ojala que no vuelvan más, con todo respeto, yo no los extrañaría.

Meta materiales y el hombre invisible

lunes, 5 de diciembre de 2016



Cuando leí la novela El Hombre Invisible, de H.G. Wells, muchos años atrás, me quedó la sensación que hacerse invisible, o más propiamente dicho transparente, no debería ser algo imposible, bastaba con cambiar el índice de refracción del cuerpo para hacerlo similar al del aire o del cristal, como decía en la novela y con eso una persona podría volverse completamente transparente. Claro que el demonio estaba en los detalles.

Algo muy curioso es nuestra intuición de que solo lo que vemos existe "ver para creer", "donde mis ojos te vean", "ojos que no ven, corazón que no siente" son solo algunos dichos de la sabiduría popular que muestran como asociamos -de manera intuitiva y superficial- las cosas que vemos con "la realidad", pero la verdad es que solo podemos ver una diez billonésima de las ondas que pasan alrededor nuestro, esa pequeña ventana es lo que conocemos como "luz" y nosotros que ingenuamente creemos estar viendo "la realidad" solo podemos captar un microscópica parte de lo que en realidad existe.

Todo esto a propósito de los meta materiales, un tema sobre el cual mi buen amigo Tito Torres ha escrito cuatro importantes artículos con aplicaciones asombrosas. ¿Que son los meta materiales? Su historia es fascinante y muestra el tremendo poder que tiene la matemática para encontrar cosas que ni siquiera existen en la naturaleza, pero pueden ser fabricadas por el hombre.

Todo partió en los años setenta, cuando el físico ruso Victor Veselago publicó un artículo sobre las propiedades de materiales con constante dieléctrica € y permeabilidad µ negativas. En su artículo concluía que probablemente en la naturaleza deberían existir materiales de este tipo, pues eran matemáticamente posibles, pero lamentablemente no se conocía ninguno. Así, el asunto no pasó de ser una curiosidad matemática que no atrajo demasiada atención, puesto que en la naturaleza jamás habían sido observados.

Pasó hasta los años noventa cuando el tema fue retomado por los señores Ward y Pendry, del Imperial College de Londres. El primer batatazo fue otro estudio teórico donde mostraban que las Ecuaciones de Maxwell funcionaban no solo en espacios convencionales (con coordenadas cúbicas) sino también en espacios con otras curvaturas, a condición que la constante dieléctrica y la permitividad fuesen negativas como había especulado Veselago. Ese fue un espaldarazo teórico tan importante que puso de cabeza a Ward y Pendry para tratar de hacer materiales que tuviesen esta extrañísima característica. En pocos años, gracias a la nano tecnología ya se habían comenzado a fabricar materiales con estas características: los llamados meta materiales.

Estos materiales despertaron el entusiasmo en todo el mundo por una característica óptica asombrosa: de tener materiales de este tipo la luz se comportaría de manera bizarra, curvándose alrededor del materal en lugar de reflejarse, lo que significaría para efectos prácticos disponer de un "escudo de invisivbilidad" que permitiría hacer transparentes las cosas sólidas situadas tras este escudo. El sueño de El Hombre Invisible, al menos en teoría, ya es factible.

Lo más asombroso es como se hacen los meta materiales. Lo normal durante toda la historia ha sido cambiar las propiedades del material mediante procesos metalúrgicos o físicos (por ejemplo templar el acero, hacer aleaciones, etc.) para cambiar su química. Los meta materiales parten de una idea completamente distinta: cambian las propiedades simplemente cambiando las formas, por ejemplo haciendo pequeñísimos agujeros de cierta forma en un material aislante puede adquirir propiedades de conducción eléctrica u óptica totalmente inusuales, que no existen en la naturaleza.

Me explicaba Tito que esto tiene que ver con los fenómenos de resonancia, uno de los efectos más complejos y útiles que existen en la naturaleza. Si en lugar de agujeros se depositan diminutas bobinas planas, anillos u otras estructuras exóticas, el material empieza a mostrar propiedades inusuales.

La nano tecnología aquí es fundamental, porque para producir estos fenómenos de resonancia a frecuencias de la luz o de microondas, que son las primeras aplicaciones que están apareciendo, se necesita manipular, esculpir o depositar estructuras pequeñísimas y gracias a la nano tecnología hoy se pueden manipular los materiales a nivel de átomos individuales.

Es un cambio de paradigma: en lugar de modificar las propiedades químicas se modifican las formas y superficies. Me comentaba Tito que con estructuras delgadísimas como el grafeno, que puede tener el espesor de una sola capa de átomos, cambia toda la física que conocemos. La forma en que se comportan los materiales en solo dos dimensiones (imaginemos por ejemplo una finísima hoja de papel) es radicalmente diferente a como se comportan en tres dimensiones (por ejemplo un cubo de cobre).

Todo esto fue imaginado y pronosticado solamente manipulando modelos matemáticos, lo que nos sugiere la importancia de crear y manipular nuevos modelos que aparezcan en teoría factibles, por ejemplo un artículo de Tito plantea estructuras de meta materiales para producir efectos en ondas macroscópicas como por ejemplo las ondas de choque de los terremotos. De manera análoga a como un meta material puede "doblar" la luz para hacer un objeto detrás de él transparente ¿por que no podría doblar una onda de choque para que no golpeara una determinada estructura? Al menos mientras exista la posibilidad teórica es una idea alucinante.


Domingos literarios: Enoch Soames

domingo, 4 de diciembre de 2016


Y nos juntamos con mi buen amigo, viejo perro y fiel compañero de tantas aventuras desde los años de la universidad, Mario Ernesto Ramón, quien en buena parte evitó mi segundo viaje a Lima y que cayera en el vil fetiche del trabajo. Lo primero es lo primero, aquí nos estamos tomando el primer rocket, solo para despegar.

Día de encuentros, llamamos al Pato -bilingue- Iglesias y mientras estábamos en lo mejor tomando apareció mi amiguísima Maritza a quien no veía hace décadas, todo muy bien, después nos fuimos a comer deliciosas viandas y libar finísimos licores donde Eduardo, el hermano del Matute que es avezado chef. Volví a casa más doblado que un churro, hoy en la mañana fuimos a la playa para desintoxicarnos un poco.

Nadie dijo Nada, es a mi modo de ver la mejor película de Raúl Ruiz y la mejor que se ha filmado en el cine chieno, lejos. Revisando en Internet me entero que el guión fue basado en el cuento Enoch Soames de Max Beerbohm, que relata la historia de un poeta mediocre que hace un pacto con el diablo para ir al futuro, cien años después, convencido que su grandeza póstuma será reconocida y llega al archivo del Museo Británico a buscar lo que se ha escrito sobre su obra. Pero no encuentra nada, o casi nada, apenas encuentra una referencia de su nombre donde aparece, no como autor, sino como personaje ficticio de una novela mediocre que cuenta acerca de su pacto con el diablo.

Este cuento circular, perfectamente escrito es muy enriquecido por la película de Ruiz que narra muchas pequeñas historias alrededor de este tema principal. No se trata de un solo poeta sino de un grupo de intelectuales bohemios, de tercera fila, que van siendo seducidos por el diablo para viajar a conocer el futuro. La película es muy al estilo de Los Simpsons porque muestra una sucesión de sketchs divertidísimos que van mostrando la manera de ser de los chilenos de clase media baja en los años setenta, para los que vivimos y recordamos esa época es una delicia.

Al final, cuando el diablo viene a llevarse a uno de los protagonistas se produce un largo duelo de payadores, donde el diablo sale derrotado. todo el grupo termina en la sala común de un hospital adonde llega el diablo y se toma venganza incendiando el lugar donde no queda ni uno vivo. La película tiene esa virtud que puede verse "en capas" desde la sucesión de historias superficiales y divertidas, hasta los grandes temas subyacentes: la tentación, la lucha del bien y del mal, la curiosidad por nuestro futuro y cosas por el estilo recreadas por leyendas populares. En la capa que se vea es igual de buena.

No soy un fanático de Raúl Ruiz ni me gusta mucho el cine, pero creo que esta es una de las mejores películas que he visto en mi vida. Adicionalmente, sobre el cuento Enoch Soames leo los siguiente:

"En 1997 una gran cantidad de personas se reunió en el Museo Británico para esperar a Enoch Soames. Teller, integrante del dúo de comediantes e ilusionistas Penn y Teller, estuvo entre los presentes y cuenta la experiencia de aquel día (leer aquí –en inglés-)".


En Arica se botan las cosechas

sábado, 3 de diciembre de 2016

No me explico como los profesores de la Escuela de Negocios de nuestra querida universidad, dejan pasar esta oportunidad de oro para enseñar economía real a sus alumnos. Este es un fenómeno que se produce con tal regularidad que ya apenas llama la atención. Hace una o dos semanas atrás, el cajón de 20 kilos de tomates estaba a mil pesos (unos US$ 1.50), ahora simplemente empezaron a botar toneladas de tomates al lecho seco del Río San José. Me imagino como será la peste cuando se empiecen a podrir.

Es un fenómeno característico en nuestra región y me sorprende que nadie haya tenido la curiosidad o la inquietud intelectual de averiguar el verdadero mecanismo que lo produce. La explicación corta -oficial- es que a fines de la temporada de invierno, cuando empieza la producción en el sur del país, los tomates de Arica quedan fuera de precio porque tienen que ser transportados por casi 2.000 kilómetros hasta el gran mercado de Lo Valledor en Santiago, entonces queda una gran sobre producción que no se alcanzó a vender y que el mercado local no alcanza a consumir, entonces baja el precio hasta un punto tal que los productores prefieren botarlos.

Pero todas esas toneladas de tomates que se botan tuvieron un costo de producción: hubo que comprar semillas, preparar almácigos, preparar la tierra con fertilizantes, transplantar, regar y aplicar pesticidas, todo para después botarlos. Ni siquiera se tomaron la molestia de venderlos como alimento para los chanchos -que se crían en la Quebrada de Acha- para que hablar de hacer algún proceso de disecación, conservado, salsa o lo que sea.

¿Que es lo anormal en todo esto? Mal que mal la agricultura es una actividad riesgosa, donde la gente se arruina todos los días. Lo raro es que nadie se queja ni menos se arruinan, botan los tomates alegremente sin considerar siquiera sacarles algún provecho.

Creo que es algo característico de las actividades subsidiadas, donde la utilidad es tan grande que da lo mismo botar una parte de lo producido. Pero también podría ser otra cosa, que el negocio de los tomates solo sea una fachada para otro más rentable, como por ejemplo mandar droga escondida entre las cajas durante la temporada alta. Cuando yo hacía como que trabajaba en tribunales, me entretenía leyendo expedientes y aparecían familias completas de agricultores que se rotaban todo el año en la cárcel por tráfico de drogas, desde los nietos a las abuelas, todos.

Estos narco agricultores -en esos años al menos- eran constantemente premiados por la Corporación de Fomento como grandes innovadores, porque cultivaban en la ladera de los cerros subiendo el agua de riego a gran altura con bombas, emparejando con maquinaria pesada y armando lindos invernaderos. Ilusos, la única innovación real era el tráfico de drogas porque los tomates se vendían cercanos o bajo el costo de producción, cosa de lo que otros amigos míos, agricultores, se quejaban amargamente. Esto fue en los noventas, no tengo idea si seguirá igual, pero estas cargas de tomates botados me hace sospechar que la explicación real es mucho más interesante que la oficial que se está entregando.

En cualquier caso con los enormes subsidios que reciben en obras de riego, muchas de estas por las que no pagan un peso, y que nos tienen bajo amenaza de la instalación de una desaladora para el agua potable, también debe tener que ver con este negocio tan floreciente que les permite botar parte de su cosecha sin arrugar el ceño. Creo que el día en que hagan una investigación a fondo de la economía agrícola en nuestros valles, van a aparecer sorpresas bien interesantes, que explicarían esta y otras rarezas propias de esta zona.


El origen de la xenofobia

viernes, 2 de diciembre de 2016


Declaraciones estúpidas
La inmigración no es la culpable de la delincuencia en Chile, eso es evidente. Pero una de las estupideces que se dicen para defender a la inmigración indiscriminada es "no podemos culpar a los inmigrantes de toda la delincuencia en el país" claro que no -tontos- pero que entre los inmigrantes están ingresando demasiados delincuentes es un hecho evidente.

Veamos los números. La no-muy-inteligente vocera de gobierno, Sra. Narvaez, declaró que "es peligroso poner un tema sin hacerse cargo de la objetividad. Menos del 2% de los delitos son cometidos por migrantes" esa no es la primera estupidez que declara esta señora, tiene una larga historia, pero revisemos con cuidado su frase.

La verdad es que alrededor del 2% de los condenados por delitos son migrantes, fíjense bien: condenados por delitos. Otra cosa muy distinta (y superior sin duda) es la cantidad de migrantes que cometen delitos y faltas como hurto, defraudación y muchas otras que no terminan en condena. Existe además una gran cantidad de delitos que -como todos sabemos- ni siquiera son denunciados o que la fiscalía no se toma la molestia en perseguir, gracias a la potestad que les ha entregado la Reforma Procesal Penal, la cifra del 2% es sin duda una fracción de los delitos y faltas cometidas.

Ahora tenemos que los inmigrantes legales que hay en Chile equivalen más o menos al 2.5% de la población total, de lo que se podría concluir que de ese 2.5% un 2% son delincuentes y solo un 0.5% son gente honesta. ¿Es esto verdadero? Por supuesto que no, porque ese 2.5% de inmigrantes legales se duplica o triplica con los ilegales, quienes son los que de preferencia cometen delitos, de allí sale el "insignificante" 2%, que de insignificante no tiene nada en términos proporcionales: de los ilegales.

Un problema global
No se trata de un problema local,, es una catástrofe social creada por burocracias internacionales, partiendo por las Naciones Unidas, sus múltiples brazos y la multitud de ONGs asociadas que viven creando y "ayudando a solucionar" estos problemas. El chauvinismo y la xenofobia no son la causa, sino el efecto de políticas irresponsables, promovidas por estos organismos y la multitud de políticos que viven al alero de llos y sueñan con darse la gran vida de funcionarios internacionales. No niego que hay mucha gente idealista que trabaja y ayuda mucho a nivel micro en estas cosas, pero el diseño global de estas políticas es hipócrita y muy perverso.

Fronteras abiertas en todo el mundo 
Me parece una idea extraordinaria, que la gente circule libremente de un país a otro sin pasar por un solo control fronterizo es un lindo sueño. Pero solo puede quedar en eso: un sueño, porque la evolución natural de la prosperidad y calidad de vida nunca va a ser perfectamente simétrica y toda la gente tendería a moverse en multitudes hacia lugares donde perciben que la calidad de vida es mejor y de vivir a costillas del esfuerzo y los ahorros de las personas de esos lugares.

Si no existiese ninguna clase de seguridad social, ningún tipo de ayuda estatal pagada con impuestos y si el sistema de represión al delito fuese tan duro como en Singapur, seguramente la libre circulación de personas por el mundo no sería ningún problema, pero ese es precisamente el meollo del asunto: aunque los migrantes se porten de manera ejemplar, cada vez que usan un servicio público financiado con impuestos que ellos no han pagado, están actuando de manera parasitaria ¿pagarán impuestos en el futuro? Puede que si y puede que no, eso nadie lo sabe, por de pronto producen un desbalance de caja que en algunos países puede ser enorme, mientras más estado de bienestar, mayor es la carga parasitaria que imponen. Si a eso le agregamos que un porcentaje de los migrantes es de delincuentes, la situación se agrava mucho.

Allí está la verdadera causa del chauvinismo y la xenofobia, no se trata que toda la gente sea mala o que odien como perros furiosos a los extranjeros que llegan migrando, sino que es un malestar real y lógico que se produce cuando los inmigrantes no se asimilan a la sociedad. Si alguien quiere mantener sus prácticas religiosas intolerantes no debe irse a vivir a un estado secular, no debiera ser siquiera admitido a entrar porque es un peligro para todo el sistema social, igual cosa con quienes cometen cualquier falta o delito.

Nuestro excelentísimo presidente de la corte suprema, se pronunció sobre la "constitucionalidad" de un hipotético procedimiento, creo que (i) a el no le corresponde hacerlo y (ii) solo hace el ridículo con su tonta declaración, por algo casi ningún chileno respeta al poder judicial, con esa clase de gente en el cargo, no tiene nada de raro que nadie los respete y nadie confíe en ellos.

Muchos políticos ya olieron la sangre, la causa para restringir la inmigración será una causa cada día más popular en todo el mundo y hasta ahora ha tenido manifestaciones muy importantes que han derrotado al establishment en todas partes: el Brexit, el improbable triunfo de Trump, el desplome de popularidad de la izquierda en Francia y de la Democracia cristiana en Alemania, los señoritos de la burrocracia internacional tendrán que guardarse sus alcanforados discursos y sus hipócritas políticas, que han sido el origen del chauvinismo y la xenofobia que hoy aparecen por todas partes, de ellos es la culpa. Que gozen de la champaña mientras les dure, la propia gente se encargará de volversos a su lugar de origen.

P.D. Y a los inmigrantes honestos y trabajadores, no se preocupen, siempre serán bien recibidos, sus verdaderos enemigos son las sanguijuelas y delincuentes que a veces hacen pagar justo por pecadores, no les presten ropa, ayúdennos a dejarlos fuera porque ustedes -antes que nadie- son los más perjudicados.

P.D. 2 La población penitenciaria de extranjeros en promedio (2002-20012) alcanza a un 4% de la población penitenciaria total. Cada preso cuesta sobre $ 400.000 mensuales de nuestros impuestos, solo saquen la cuenta.

Diferenciarse por reputación

jueves, 1 de diciembre de 2016


La reputación en línea debería ser solo un reflejo de la reputación en la vida real, es decir como nos ven los demás para bien o para mal. Sin embargo la imagen en línea puede ser una construcción muy distinta de la imagen de quienes tienen conocimiento directo, hay casos como el de Rafael Garay, que tuvo una excelente reputación en línea, gracias a sus habilidades comunicacionales pudo construir un imagen de seriedad impecable y vender sus cuentos, mientras que los que lo conocían bien sabían cuenta que se trataba de un estafador y un mitómano.

A veces ocurre todo lo contrario, gente que es normal en cuanto a corrección en la vida real, puede adquirir una reputación horrible por algún hecho puntual y los crucifican en público, muchas veces por intereses políticos. Asesinatos de imagen como los de Jovino Novoa o el propio Sebastián Dávalos son parte de la guerrilla política sucia de todos los días, aunque en la vida real se trate de personas normales que no han hecho nada de otro mundo, son satanizados por sus enemigos políticos.

El ideal es que la reputación de la vida real y la reputación en línea coincidan, creo que armarse una reputación es trabajo de toda una vida y la buena reputación es la única herramienta accesible a cualquiera que permite diferenciarse de manera sostenida, todas las demás formas de diferenciarse exigen muchos recursos, la reputación solo necesita esfuerzo personal y tratar de mantenerse lejos de las tentaciones. Armar una reputación es un trabajo que no se termina nunca pero creo que vale la pena, nunca nadie puede ser del gusto de todos y tratar de quedar bien con todo el mundo es receta segura para arruinar la reputación, pero hay cosas que creo que deberían cultivarse todos los días.

Lo primero creo yo, es ser confiable, consistente y predecible. Esas tres cosas están muy relacionadas, hay tipos que se creen "estrategas" y se jactan que nadie puede saber cual será su próxima movida, esos son simplemente pillos de baja estofa, depredadores que usan el engaño para lograr sus objetivos y solo consiguen éxitos tácticos, inmediatos, pero a la larga están condenados al desprestigio. Hay muchos a quienes la reputación les importa un pepino, por ejemplo la mayoría, si no todos, los políticos, yo creo que son unos tontos ¿de que vale vivir si todos o la mayoría de la gente los desprecia? Yo al menos prefiero ser apreciado a ser rico, al menos duermo tranquilo y contento, algo que no tiene precio. Nada puede comprar eso.

Para ser confiable uno tiene que dar valor a su palabra, creo que el que no tiene palabra no vale nada. Poco tiempo atrás me dijeron que ofreciera a alguien cierto trato, después cambiaron de opinión y me quitaron el piso ¿que podía hacer yo ante eso? Ya no podía sostener mi palabra, obligado a hacer la pérdida, pero me retiré de inmediato del asunto. Aunque sea algo insignificante no puedo funcionar en un entorno donde se dañe mi reputación, porque una vez que uno empieza a aceptar esas cosas ya no para.

Creo que es un asunto de ego y orgullo, de creerse mejor que el promedio. Si hay algo que yo he tenido siempre es un orgullo enorme, no tanto como mi mamá pero cercano. Como trato que mi palabra sea siempre un contrato, que no se puede romper sin grandes pérdidas, eso me ayuda a armar la reputación de confiable, predecible. Cuando algo no me gusta lo digo o hago la pérdida callado, no vine a cambiar a la humanidad y los demás pueden ser como quieran, pero creo que yo debo cuidarme.

Una buena reputación también tiene su componente de buenas intenciones: creo que en principio hay que tratar de no perjudicar a nadie y si hay que hacerlo que sea por una buena razón. Igual que los que piensan que no vale la pena ensuciarse las manos robando cantidades miserables, si vamos a robar que sean billones: no vale la pena perjudicar a nadie por pequeñeces, pero si existe una buena razón hay que dejar a la víctima bien muerto, asegurarse que nunca más pueda mover un dedo. O al menos hacer lo posible por que así ocurra.

Pero armar una reputación tiene costos que son visibles de inmediato, mientras que sus beneficios solo se ven a lo largo de muchos años. Es difícil ser confiable, mantener la palabra y actuar con buenas intenciones en un medio donde casi todos les interesa ser más vivos que los demás, usan la palabra para ofrecer cosas que no piensan cumplir y tratar de sacar ventaja de cualquiera que se les cruce. Mucho más difícil cuando vemos que esos sacan ventajas inmediatas mientras nosotros pagamos costos inmediatos.

Entonces hay que entrar en un juego de malabarismos, para evitar que nos manipulen y sobre todo evitar la tentación de hacer lo mismo. No soy moralista y creo que la moral no tiene nada que ver con esto, es solo una preferencia: algunos prefieren que los demás los quieran, otros que los demás los envidien, a los primeros les importa la reputación y a los segundos no.

A la mayoría de mis amigos no les interesa la reputación (a la mayoría de las personas que conozco en verdad, a pesar de lo que digan) y son personas excelentes, no tengo ni un problema con los pillos. Además que estos son comportamientos promedio y principios generales solamente, nadie es un santo y en situaciones de apuro yo mismo puedo ser bastante sinvergüenza, pero en general, creo que armarse una reputación y diferenciarse por eso vale la pena.

Educación: la otra cara

martes, 29 de noviembre de 2016


Ayer publique sobre el Agujero Negro de la Educación, pero recuerden: toda moneda tiene dos caras y antes que se me olvide colocaré algo sobre la otra cara de la educación y que la convierte en una actividad maravillosa cuando lo hacemos bien.

Incluso antes de salir del vientre materno comenzamos a aprender cosas, y no paramos de aprender hasta el día que estiramos la pata o pasamos a mejor vida, como dicen los optimistas. El feto aprende a chuparse el dedo y a revolverse cuando algo le incomoda, cuando recién nacido una de las primeras cosas que aprende es que al llorar los demás le prestan atención: el llanto es la primera forma de comunicación que aprenden y para muchos vivir quejándose de manera ruidosa es un hábito que perfeccionan hasta el fin de sus días.

Es cierto que la educación actual es un agujero negro, pero esa es la educación formal, totalmente anacrónica y desfasada a las necesidades que vienen. Sin embargo existirá un tiempo de transición antes que este sistema colapse -es lo que vivimos ahora- donde un título será casi indispensable a pesar que no sirva para nada útil. Es muy parecido a lo que pasó con la alfabetización: antes un analfabeto podía ser chofer, obrero de la construcción y muchos otros oficios: hoy es casi imposible que obtenga un trabajo.

Pero volvamos a la otra cara. Resulta que aprender es algo inherente a nuestra condición de seres humanos, lo que pasa es que estamos aprendiendo por otros medios y otras cosas que son las que ahora se necesita manejar para desenvolverse en la vida.

Cuando digo que la educación formal es un desastre, inútil, obsoleta y que los títulos valdrán cada día menos ¿quiere decir eso que no hay que estudiar? ¡Claro que no! Esa sería la interpretación más tonta de lo que escribí, por supuesto que hay que estudiar y memorizar una multitud de cosas inútiles pero siempre podemos aprender cosas útiles, incluso en sistemas malos y obsoletos. Lo que pasa es que la responsabilidad de educarse cambió de mano: antes era de la institución y ahora es personal, de cada uno de nosotros.

Antes
En los buenos viejos tiempos, uno entraba a instituciones que se hacían responsables por lo que llamaban "calidad de la educación" y nos preparaban bien o mal para el mundo del trabajo, normalmente mal, pero no importaba porque los que se titulaban eran poquísimos, así es que por más mediocres o malos que fueran su condición de escasez les daba valor. Era mucho más fácil preparar a un profesional en los tiempos aquellos (cuando yo estudié por ejemplo) porque el conocimiento era escaso y difícil de acceder, bastaba con que el profesional memorizara un cierto corpus de conocimientos y quedaba listo. Esos eran los tiempos en que "conocimiento es poder" reinaba.

Ahora
Pero el mundo se ha transformado, en nuestros turbulentos tempos los titulados se masificaron y como el conocimiento está por todas partes, siendo accesible a cualquiera, lo que aprenden -según el esquema antiguo- resulta perfectamente inútil. Muchísimos trabajos se han automatizado o desintermediado, por lo que no es raro suponer que se perderán millones de puestos de trabajo ¿quien podrá ayudarnos?

Las habilidades
Hay multitud de habilidades que son exclusivamente humanas que no tienen por que perder valor. Saber armarse una reputación es una de esas, el buen ojo intuitivo, ser confiable, puntual, íntegro, cosas que siempre han sido importantes pero ahora son mucho más que antes, porque los elementos de diferenciación están cambiando. Pablo daba muy buenos ejemplos en su comentario a mi entrada de ayer sobre lo rápido que está cambiando todo.

Mi bola de cristal
Es cierto que la educación -especialmente universitaria- trae una inercia enorme. Las universidades para escalar en los rankings contratan "rostros": viejos que han tenido trayectorias destacadas y llenos de títulos de universidades de gran prestigio, esto ha resultado en una gerontocracia universitaria, las cátedras lenas de veteranos -muchos gagá- enseñando "como en sus tiempos", mientras los jóvenes quedamos (JA!) relegados a barrer el piso o hacer las clases que los viejitos no pueden. Es un gran peso muerto, pero afortunadamente eso se resolverá solo, a medida que los viejos se vayan muriendo.

Si yo pensara que la educación formal no sirve para nada no haría clases. Sin embargo cuando algo me interesa las hago y enseño cosas prácticas de la vida profesional, en Chile no existen los "Clinical Professor" como en Estados Unidos, pero yo trato de hacer eso, actuando como un instructor que inspira y enseña habilidades que realmente sirven, o al menos eso es lo que trato de hacer.

Pero esta parte se llamaba "mi bola de cristal" y todavía no hago ni una sola predicción. Bueno, aquí va: yo estoy convencido que la educación universitaria ya se está transformando, de la mano de los "programas académicos especiales" dirigidos a gente que trabaja y que se hacen los fines de semana. Estos programas necesariamente deben comprimir las clases y colocar gran cantidad de ideas en un espacio de tiempo limitado, yo creo que hacia allá irá toda la educación, cada vez se estudiará por menos tiempo y las carreras repletas de relleno inútil de 5 o 6 años tendrán que desaparecer. La gente dejará de interesarse en ellas a medida que se den cuenta que ni el esfuerzo ni la plata que cuestan vale la pena.

Creo que los programas académicos especiales son el primer paso a la modernización de la educación superior, muy condensados y con una alta tasa de aprobación que es lo lógico en el nuevo escenario del mundo, donde no tiene ningún sentido "fracasar" en los estudios. Es algo que ya está ocurriendo y creo que va a crecer muchísimo.

En mi fugaz pasada por Lima (dudo que se repita, creo que trabajé demasiado por este año) hice clase en esos programas y me llevé una sorpresa: los estudiantes en su mayoría eran ejecutivos de empresa que llegaron a altos cargos siendo autodidactas y ahora necesitan un diploma. Pero no son como los estudiantes normales, que van solo por el cartón, sino que esperan un retorno de su inversión y se preocupan mucho de sacar todo lo que puedan de cada clase y que pueda servirles.

Creo que esa es la forma y esos son los estudiantes del futuro, ya no serán pasivos corderitos esperando la aprobación de los exámenes para que la institución les conceda su diploma, sino que estarán comprando un servicio y esperan que sea rápido y les deje resultados valiosos así como diferenciadores. Como ven, no todo está perdido.


Ayer partió la batería de exámenes para la Prueba de Selección Universitaria y montones de alumnos y padres se agolpaban nerviosos en los colegios donde había que rendir la prueba, seguramente la mayoría no consiguió dormir bien la noche anterior y muchos se deben haber confundido con preguntas tan mal diseñadas que hasta a un pequeño Einstein le costaría descifrar.

Que proceso más malo, nos retrata completamente como la sociedad de fantoches que somos, donde parecer es mucho más importante que ser. Primero que nada se trata de una prueba obsoleta que solo determina quienes tendrán acceso al crédito estatal universitario y quienes quedarán fuera, Peor todavía, porque en adelante va a determinar quien estudia gratis, es decir con la plata de todos nosotros, y quien tendrá que pagar la educación terciaria de su propio bolsillo.

La sabiduría popular -que muchas veces es idiotez popular- dice que el estudiante estrella es el que no se prepara mucho y saca un puntaje lo suficientemente alto como para estudiar lo que quiere, sin tener que pagar en efectivo, los padres tontamente se enorgullecen de los puntajes de sus hijos en una prueba que a lo más separa a los memoriones y concentrados de los distraídos y dispersos.

El diseño de la prueba es horrible, yo que he leído muchísimo más que el promedio de la gente y me jacto de tener buena comprensión lectora, he tenido enormes problemas cuando he tratado de responder las preguntas de comprensión de lectura y otras por el estilo. Las preguntas de matemáticas -otra materia en la que llegué a tener cierta competencia- parecen trampas para ratones, diseñadas para atrapar al disperso y hacerlo cometer errores. ¿Que valor pueden tener esas tonteras? ¿Quienes serán los tontos que las diseñan? Parecer más que ser, ese es el lema: medir la inteligencia aparente, o lo que los tontos entienden por inteligencia está en el centro de la ideología de la selección universitaria.

Y no puede ser de otra forma, porque la tontera y la mediocridad están desde el principio del proceso de selección, la pregunta de ingenio, el cazabobos, la capacidad de sortear esas cosas y memorizar otras es lo que se mide y según eso se selecciona. Me da risa cuando los diarios repiten estupideces sobre la baja capacidad de comprensión de lectura de los chilenos, basados en esa clase de pruebas, que tonteras más grandes.

El problema de la selección está presente siempre, porque no es ni será posible pagar educación universitaria a todos. Si los políticos fuesen capaces de pensar con claridad, verían que la solución lógica es entregar otras opciones de formación terciaria, mucho más cortas y baratas, dejando a las universidades para un pequeñísimo segmento de profesiones muy especializadas, que no necesitan grandes masas de profesionales. Pero en algún momento se extendió la torpe idea de masificar la universidad y los postgrados, ahora no hay como pararla.

Todo el proceso es una gran farsa, lo mismo que gran parte de la educación que actualmente dan las universidades, teorizante, centrada en contenidos y casi completamente inútil en términos de preparar para la vida en el trabajo: cumplir con formalidades, cubrir las apariencias para obtener finalmente un pedazo de cartulina con filigramas dorados que dice que fulanito "es" ingeniero, magister o doctor. Que desperdicio de tiempo, plata y esfuerzo.

Porque la mayoría de los chilenos sigue creyendo que muchos años de educación garantizarán el bienestar económico y el ascenso social, eso era antes -giles- cuando los profesionales éramos muy poquitos. Hoy en día hasta el gato tiene educación universitaria y los diplomas valen cada día menos.

La sociedad empuja a los jóvenes a dejarse llevar por la corriente y seguir los caminos convencionales. No hay peor error que ese, el problema es que al masificar la educación universitaria el que hoy no tiene un diploma equivale a lo que años atrás era un analfabeto: el título no presta gran ayuda para conseguir trabajo y no tener título equivale a ser analfabeto: el fetiche del diploma terminó convertido en un piso mínimo necesario.

¿Como llegamos a esto? Por la codicia, el exitismo y la necesidad de brillar superficialmente. Todos quieren decir "yo soy doctor", "yo soy abogado", pero cuando esto se masifica deja de tener el componente de diferenciación que le daba valor, ya no vale nada.

Ayer nos comíamos un sandwich en el centro con un amigo que está cesante. Estudió 5 años para contador auditor, luego 2.5 años para ingeniero comercial, siguió estudiando 3.5 años para ingeniero civil industrial,, dos años para un magister en proyectos y dos más para un MBA, sacábamos la cuenta que ha estudiado un total de 15 años de educación terciaria, si le sumamos los 12 años de educación básica y media tenemos que nuestro cesante ha pasado 27 años, bastante más de la mitad de su vida, estudiando.

No encuentra trabajo y probablemente no va a encontrar durante mucho tiempo, porque tiene dificultades para expresarse -lo que lo hace casi inútil para enseñar- y su apariencia no es muy convencional que digamos, lo que en una sociedad gris y uniforme como la nuestra significa un veto a priori que le cierra todas las puertas.

Pero eso no es lo peor. Resulta que además de la enorme cantidad de tiempo, esfuerzo y plata que ha gastado en esos 27 años, las cosas útiles que sabe, las que tendrían valor para un potencial empleador son bien pocas, porque gran parte de esos años los gastó en memorizar y hacer pruebas absurdas sobre conocimientos que hoy hasta un niño los puede encontrar en Internet.

Creo que está todo mal, terriblemente mal, con la educación. Mientras no vuelva el "Ser antes de parecer" la cosa seguirá empeorando, es como si estuviésemos cavando un hoyo del que cada vez resulta más difícil salir. Un verdadero agujero negro.

La Isla de la Fantasía

domingo, 27 de noviembre de 2016


Es un cliché lo de la buena prensa de la izquierda. Los socialismos reales, incluídos Stalin y Mao -dos de los gobernantes con cantidad de genocidios que haría palidecer a Hitler- siempre tuvieron el apoyo de grandes sectores de la opinión políticamente correcta. Porque la izquierda fue durante todo el siglo XX el paradigma de la corrección política y la superioridad moral en el mundo.

A mis 61 años recuerdo perfectamente como mucha gente defendía a brazo partido a la Unión Soviética hasta mediados de los ochentas, incluso mientras se caía a pedazos en medio de la corrupción y los abusos. Esta capacidad para convencer, a pesar del fracaso evidente, es algo que frustra y acompleja a mucha gente que es superficialmente de derecha. El secreto es la negación y la mentira reiterada de manera permanente. Muchos años atrás leí por casualidad el ensayo "Verdad y política" de Annah Arendt donde escribía

"La historia del conflicto entre la verdad y la política es antigua y compleja, y nada se ganará con una simplificación o una denuncia moral. A lo largo de la historia, los que buscan y dicen la verdad fueron conscientes de los riesgos de su tarea; en la medida en que no interferían en el curso del mundo, se veían cubiertos por el ridículo

(...) desde Platón hasta Hobbes, nadie al parecer jamás creyera que la mentira organizada, tal como la conocemos hoy en día, podría ser un arma adecuada contra la verdad

(...) El embustero, por el contrario, no necesita de tan dudosa acomodación para aparecer en la escena política; tiene la gran ventaja de que siempre está, por así decirlo, en medio de ella; es actor por naturaleza; dice lo que no es porque quiere que las cosas sean distintas de lo que son, es decir, quiere cambiar el mundo. Toma ventaja de la innegable afinidad de nuestra capacidad para la acción, para cambiar la realidad, con esa misteriosa facultad nuestra que nos permite decir «brilla el sol» cuando está lloviendo a cántaros".

Creo que en estos tres extractos -especialmente en el último-está la médula del ensayo, que también está lleno de pedantes/inútiles referencias muy al estilo de los filósofos. No se como tuve paciencia de leerlo completo la primera vez, pero algo me decía que tenía algo bueno.

Arendth seguramente pensaba en el nazismo cuando escribió esto pero como dijo Goebbels, los socialismos reales -de los que Cuba es uno de los últimos supervivientes- fueron los verdaderos maestros: "El movimiento nacional-socialista tiene un solo maestro: el marxismo" ("Kampf um Berlin", p. 19). La negación y mentira sistemáticas, proclamando principios de bondad mientras se actúa con odio y abuso fueron la característica de los socialismos reales y -curiosamente- la base de su popularidad.

En el caso de Cuba la negación y mentira sistemáticas son evidentes, pero los fieles acólitos siguen creyendo y repitiendo cada mentira ¿las creerán de verdad? Yo creo que son cobardes y no se atreven a reconocer que durante años -algunos toda su vida- han seguido ideas falseadas repitiendo la propaganda solo porque cayeron cautivados por la retórica revolucionaria. El asunto se pone igual de complicado que poco antes del desplome de la Unión Sovietica, habrán fieles hasta el amargo final que negarán lo evidente y repetirán cada mentira, por no dar su brazo a torcer y no reconocer lo estúpidos que fueron. No debe haber nada más difícil para alguien que reconocer que pasó toda su vida engañado, como un tonto.

Es muy divertido. La Unesco, Unicef y toda la burocracia internacionalista, salen cada año alabando que en Cuba no existe la desnutrición ni mortalidad infantil, pese a que es evidente que los números no les cuadran, es todo una mentira, han falseado sistemáticamente sus estadísticas y la propia Unicef -que dejó de aceptar sus cifras oficiales hace unos años porque era claro que mentían- hoy aparece alabando al régimen y sus personeros twitean homenajes a Fidel, hablando de "dignidad" y ridiculeces por el estilo ¿cual dignidad? Si son un régimen de embusteros y corruptos, hoy multimillonarios que llevaron al país y su gente a la peor miseria.

Negar el completo fracaso de la revolución cubana -en todos sus aspectos- es como tapar el sol con el dedo. Sin duda que a muchos cubanos les gusta el parasitismo, especialmente si son beneficiados por el régimen, el problema es que cada vez son menos los beneficiados porque ya no les queda un peso en caja: Cuba es un país sin activos, vivió de las limosnas de la URSS y luego de Venezuela, ahora ya no le queda a nadie a quien recurrir. Eso es bueno, creo que vienen buenos tiempos para los cubanos. Entonces veremos algo muy divertido, que ya pasó en la caída de la URSS: todos los que hoy babosean por Cuba y los hermanos Castro empezarán a hacer el paso de Michael Jackson. Eso ya lo vimos en los noventas y lo volveremos a ver ahora.




La muerte debería ser algo muy común e intrascendente, es cosa segura para todos nosotros y resulta raro que la gente haga tanto alboroto cuando alguien muere. La muerte de Fidel Castro justo en el día del cumpleaños de Augusto Pinochet no deja de ser divertida y creo que da para una mini entrada de día domingo.

No es que me crea Plutarco, pero creo interesante hacer una comparación entre ambos personajes públicos, solo por entretención.

Augusto Pinochet nació el 25 de noviembre de 1915 y Fidel Castro el 13 de agosto de 1926, es decir fueron más o menos contemporáneos y de hecho se encontraron personalmente  durante la maratónica visita de Fidel a Chile durante el gobierno de Allende, cuando el general Pinochet tuvo que rendirle honores de acuerdo a su condición de jefe de estado.

Una historia poco conocida es que Castro invitó a políticos del PPD en febrero de 1995 a una de sus famosas conversaciones nocturnas, parece que sufría de insomnio y acostumbraba a invitar a gente de madrugada enfrascándose en monólogos de horas y horas. Dicen que estaban en esa reunión Jorge Schaulsohn, Sergio Bitar y Patricio Hales y según relata  Schaulsohn, Castro "Expresó su admiración por Pinochet. Dijo que era un soldado que había sacado a Chile de una situación económica dfícil, y que el Ejército chileno era honrado y decente ". Eso está documentado y hasta donde yo se no ha sido desmentido por ninguno de los protagonistas que estuvieron allí.

Fidel no era un gran orador y no se le recuerdan grandes frases o ideas, pero tenía una verborrea hipnótica, con capacidad para hablar durante muchas horas seguidas sin decir prácticamente nada. Cuando decía algunas ideas coherentes eran rápidamente desvirtuadas por la historia, así es que para no correr riesgos durante casi toda su vida compuso sus enormes discursos en base a puros clichés y consignas.

"Sé que están preocupados por si somos comunistas. Pero ya lo he dicho muy claramente: no somos comunistas. Que quede bien claro", dijo Fidel Castro en su primera visita oficial a Estados Unidos, en abril de 1959. En 1965 fundaba el Partido Comunista auto proclamándose su líder, cuatro años antes había dicho en un recordado discurso en la Plaza de la Revolución:

"¡Esa capacidad de crear, ese sacrificio, esa generosidad de unos hacia otros, esa hermandad que hoy reina en nuestro pueblo, eso es socialismo! Y esa esperanza, esa gran esperanza de mañana, ¡eso es socialismo!, y por eso ¡somos socialistas!, y por eso, ¡seremos siempre socialistas!, ¡por eso somos marxista-leninistas!, ¡y por eso seremos siempre marxista-leninistas!".

Augusto Pinochet en cambio fue militar que fundó sus ideas anticomunistas cuando fue jefe del campamento de prisioneros políticos en Pisagua, durante el gobierno de Gabriel Gonzalez Videla, en este caso fue de una sola línea siempre, aunque su anticomunismo lo mantuvo bien oculto hasta después del golpe militar de 1973, porque se suponía que los oficiales de ejército en servicio no podían ser deliberantes.

Como orador Pinochet era pésimo, no tenía fluidez ni gran retórica, hablaba a medida que iba pensando y seguramente muchas veces tuvo que lamentar cosas que había dicho sin medir las consecuencias. Tampoco tenía voz de mando porque su tono era agudo, nasal y no modulaba muy bien que digamos. La ventaja de la espontaneidad es que casi siempre decía exactamente lo que estaba pensando, a diferencia de Castro que usaba los discursos con propósitos de propaganda.

Castro y Pinochet llegaron a la presidencia a través de golpes de estado en 1959 y 1973 respectivamente. El año 2010, luego de 41 años Castro renuncia al poder y lo deja en manos de su hermano Raúl, quien controla el ejército, se habló en esos años de un golpe de estado oculto, que dejó a Fidel en un puesto decorativo pero descabezó a él y toda su gente de confianza, incluso hay blogs y otros medios que sostienen esa teoría. Como es común en los regímenes comunistas, estas cosas se mantienen en la más completa oscuridad, sin posibilidades de saber cuanto hay de cierto en esas historias.

El general Pinochet, después de 17 años en el poder lo entregó en un plebiscito, que perdió sacando el 41º% de los votos, lo que significó la vuelta de los políticos en el sistema que tenemos hasta hoy.

Sobre las características personales, en mi opinión al menos, el gobierno de Pinochet trajo estabilidad y un despegue económico enorme, mientras que el de Castro significó la ruina material y una brutal represión de las libertades e irrespeto por la vida. Hay muchas fotos donde aparecen los hermanos Castro ejecutando personalmente a disidentes, no existe ni un solo documento que muestre a Pinochet participando personalmente en una muerte o un abuso, ni uno solo.

La fortuna de la familia Castro es enorme y no se han molestado en ocultarla, el tesoro nacional de la empobrecida Cuba se confunde con el patrimonio personal de la familia Castro, de manera que no hay forma de distinguir que negocios pertenecen al estado de Cuba y cuales son propiedad personal de la familia, revistas especializadas como Forbes incluyen a los Castro entre las familias más ricas del mundo, los yates y mansiones del hijo de Fidel y de los propios hermanos Castro los colocan en la lista de los billonarios de mayor patrimonio personal en el mundo.

Los bienes y activos de la familia Pinochet han sido escrutados con microscopio electrónico en distintos juicios e indagatorias durante décadas, a lo más que han podido llegar es a treinta y tantos millones de dólares "que no han podido ser justificados", yo reo que nadie está en condiciones de justificar cada peso de su patrimonio, especialmente después de 20 años. El caso claro es que la familia no tiene yates ni jet privados, no son dueños de grandes empresas ni ostentan mayores lujos, no hay ningún punto de comparación, en absoluto, entre ambos casos.

Ambos tienen admiradores y detractores apasionados, personalmente yo pienso que Fidel Castro fue un patán, mentiroso compulsivo, personalmente cruel y que mató opositores por mano propia, también creo que con los años se puso cada vez más corrupto e hipócrita. Su muerte me da lo mismo, igual que la muerte del general Pinochet, todos vamos para allá y la muerte es la cosa más intrascendente que existe, pero en todos hay algo de razón. yo por ejemplo estoy bien de acuerdo con Fidel Castro cuando "Expresó su admiración por Pinochet. Dijo que era un soldado que había sacado a Chile de una situación económica difícil, y que el Ejército chileno era honrado y decente ". Como ven, nadie está totalmente cierto ni completamente equivocdo, la razón se encuentra en todas partes, en algunas más y en otras menos eso si.

Refrito del Sábado: Chile ¡la alegría ya viene!

sábado, 26 de noviembre de 2016



Este refrito es interesante, lo escribí hace como 8 años atrás y creo que tiene más vigencia que entonces. Me da gusto ver algo que he escrito y que no ha sido desmentido por el tiempo, en fin, aquí va:

Hace veinte años, el 5 de octubre de 1988 llegó la alegría a Chile. No me habría dado cuenta de no ser porque lo acabo de leer en el Mercurio, ni siquiera en mi diaria vuelta por chile.soc.politica encontré comentarios al respecto, parece que todos se olvidaron o les da verguenza acordarse.

Como prácticamente todos los mayores de edad en esa época yo me inscribí en los registros electorales pensando que mi voto iba a ser muy importante, además era la primera vez en mi vida que iba a votar porque cumplí 18 años justo el año 1973 así es que no había alcanzado a participar en ninguna elección.

Durante la Unidad Popular fui simpatizante de Allende, como prácticamente todos los jóvenes que no éramos de plata, en esos años la derecha era un feudo de los ricachones. Recibimos con consternación el golpe el 11 de septiembre, nadie que yo conozca se lo esperaba a pesar de la multitud de avisos e intentos que lo precedieron.

Analizando ahora, pasado tanto tiempo, creo que esa imagen de jóvenes idealistas es uno de los muchos mitos que circulan sobre los setentas: éramos de izquierda por razones más o menos absurdas como amistades, entorno y sobre todo moda, estaba de moda idolatrar al Ché Guevara aunque solo teníamos una imagen muy superficial del asunto.  Un jóven de derecha era un completo absurdo, una excentricidad de los tipos de Fiducia o Patria y Libertad que era la moda entre los hijos de los platudos. También habían intereses y compra de votos tal como ahora, aunque en esos años éramos amateur y mucho más baratos. La mayoría éramos asiduos del Partido Comunista, no por Marx sino porque distribuían un diario de papel de arroz que era especial para los cigarros de marihuana.

En fin, vino el golpe y el shock cultural para todos. Nadie se imagina en estos días el terremoto mental que significó para todos la liberación de precios, o la aparición de universidades privadas por mencionar solo dos cosas. Visto en retrospectiva no puedo menos que admirar  a los que tomaron y apoyaron esas decisiones que ahora nos parecen tan lógicas y naturales. Y empezamos a esperar que se fueran los militares, pero no se iban.

Al principio escuchábamos en Radio Moscú que el General Prats venía desde Argentina con "tropas leales" a recuperar el poder, nunca fué, Prats estaba ocupado en escribir sus memorias hasta que lo mataron. Después creímos que le entregarían el gobierno a Eduardo Frei Montalva que se creía el sucesor natural de los militares, cuanto antes posible. Pero tampoco, a Frei no lo invitaron ni a tomar tecito, lo mismo que a la gente de Patria y Libertad que terminaron disolviendose de mala gana. Y así pasaban los años y se empezaron a ver los cambios. Alejandro Foxley, desde Cieplan demolía cada medida económica y pronosticaba la ruina del país hasta que se aburrió, después tuvo que cambiar de opinión y debe tener bien escondidos sus escritos de entonces.

Dieciseis años después el país estaba como avión, el boom de los salmones transformó el sur, la agroindustría y las forestales cambiaron toda la zona central y los empobrecidos inquilinos o minifundistas se convirtieron en operarios agrícolas, pasando de la subsistencia al ingreso mensual seguro, en el Norte Chico un boom de frutas de exportación y packing, inversiones enormes empezaron a llegar y cuando se fue el General Pinochet ya estaban amarradas las gigantescas inversiones mineras en el Norte Grande: La Escondida, Cerro Colorado, Collahuasi.

Porque el General se fue finalmente, pensando que con las transformaciones del país podría legitimarse con votos, audazmente llamó a un plebiscito... y lo perdió. Eso fue hace veinte años cuando alegremente yo voté por que se fuera pensando que ahora si la alegría ya venía. Con los años, de mala gana le fui encontrando razón a Pinochet, pero a los oportunistas que se agrupaban en las secretarías de la juventud no los pasé jamás, ladrones y prepotentes son buena parte de los que hoy dirigen la Alianza por Chile. 

La celebración fue gigantesca, en Arica decenas de miles de personas salimos a la calle, lo que más me impresionó fue ver a la María, una vecina que jamás se metió con nadie pintada y arreglada como si fuera a una fiesta, todo el mundo estaba felíz menos los militares. Me imagino que debe haber sido como cuando Fidel Castro llegó a La Habana en los cincuentas. Pronto pasaría la fiesta.

La primera luz roja se me encendió cuando ví a Enrique Krauss y otros ministros jugando como niños con los Mercedes blindados, luego vino el escándalo del finado Juan Hamilton que pagó un millón de dólares por servicios de desmalezado en Enap y al poco tiempo la gran pérdida por las maniobras de Juan Pablo Lira, un operador de futuros de Codelco. Así empezó todo, cuando metieron preso al sobrino del presidente Aylwin, un tipo de apellido Bascuñan este mandó una potente señal visitándolo en la cárcel y asegurando su inocencia, la Corte Suprema no se demoró un día en soltarlo, entre bueyes no hay cornadas. Pero al menos la economía seguía creciendo, parece que habían encontrado el milagro: como crecer con más gasto público.

No duró mucho la cosa, con Frei Ruiz Tagle de presidente ya se habían comido el capital, las inversiones no entraban como antes ni se creaban actividades nuevas, todos trataban de ganar más haciendo lo mismo. Frei incumplió su compromiso de bajar el IVA alegando que era necesario financiar la gran reforma de la educación que traía la maravilla llamada Jornada Escolar Completa: fue un Fracaso Escolar Completo después de gastar algunos miles de millones. Era época de reformas, como la Reforma Procesal Penal, gracias a la cual la delincuencia se convirtió en un negocio rentable y de mínimo riesgo, más miles de millones -menos en realidad- y las calles repletas de delincuentes como nunca antes.

A esas alturas ya no quería saber nada de la alegría, que no llegó nunca. Lagos, el único presidente en la historia de Chile que ha puesto a su hijo de ministro sin que nadie reclamara. Bueno, su yerno era vicepresidente de Corfo y etc. etc. Fue la época de las mega obras públicas, todas concesionadas -o sea pagadas por los que las usan- lo que significó en la práctica un impuesto adicional sin compensación de ninguna clase que hoy pagan -todos los meses- sin chistar los santiaguinos. Los escándalos de los sobresueldos no tributados y del MOP-GATE, una red de estafas y fraudes al fisco que terminó con un ministro en la carcel, como siempre el hilo se cortó por lo más fino.

Bachelet, la presidenta más incapaz que recuerde, lo peor es que además se le nota y lo peor de lo peor es que se ha rodeado de incapaces, cesantes eternos, asistentes sociales, tipos que nunca pudieron conseguir trabajo ahora son autoridades. Y el Transantiago, en fin, para que sigo.

Veinte años y la historia de una traición. Reclamaban porque el Gobierno Militar ayudaba a los ricos y fueron los primeros en asociarse con ellos, lo peor es que los acostumbraron a no competir, los necesitaban para repartirse la plata del estado. Con un país creciendo al 8% todos teníamos oportunidades, lo veo ahora en Tacna donde partieron de mucho más abajo que nosotros, pero los malditos se lo robaron todo. Hoy los peores son autoridades: ignorantes, patudos, animadores sociales, están en la tribuna de honor para los desfiles, formando la galería de pobres diablos envanecidos ¡devuélvanme el voto, maldita sea!

Aventura en el Volcán Tacora: día 3

viernes, 25 de noviembre de 2016



El penúltimo día lo dejamos para atacar al volcán y explorar lo más posible el sector de los andariveles. Las dudas planteadas no son fáciles de solucionar, no hemos encontrado información en archivos, ni en forma de textos ni de fotos sobre el trazado del ferrocarrl de trocha angosta que llegaqaba a lo menos a los 4.800 metros sobre el nivel del mar, lo que lo hizo en suépoca el ferrocarril más  alto del mundo

Pero el trazado ha desaparecido, levantaron los rieles y se han llevado la mayoría de los durmientes, solo se puede descubrir a través de las plataformas por donde corría el tren de trocha angosta, donde a veces se conservan restos de señales por el borde de la vía, ruinas de piedra de los puentes ferroviarios o marcas de los durmientes.

La duda es hasta donde llegó finalmente el ferrocarril, o más bien los ferrocarriles, porque durante los años de explotación azufrera existieron grandes modificaciones. Don Ian piensa que originalmente llegaba más alto que la estación de carga que muestra el video anterior y q1ue con los años fue sustituído por un sistema de andariveles menores, que iban desde la base de los andariveles principales hasta unos ciento y tantos metros más abajo. En el video se puede ver desde el borde adonde bajaban los capachos cargados con un andarivel de gran pendiente, hasta un lugar donde claramente fue en su tiempo punto de carga del ferrocarril.

Ese video fue hecho en la base de los andariveles, donde habíamos estado dos veces antes, pero resulta que encontramos un sendero que seguía subiendo por la ladera del volcán y como la camioneta se había portado bien hasta el momento mi amigo decidió que siguiéramos subiendo para ver hasta donde llegábamos. Ni que decir que a mi no me hizo maldita gracia la idea porque el camino se hacía cada vez más estrecho, más empinado y iba más por el borde. Lo que más me preocupaba, una era que el camino se cortara antes que encontráramos un lugar donde dar la vuelta y que tuviésemos que bajar en marcha atrás, también exitía la posibilidad de pinchar un neumático porque estaba lleno de piedrecilla afilada y ahí si que estaríamos fritos. Pero haciendo caso omiso a mis prudentes advertencias seguimos subiendo hasta que se terminó el camino, justo al lado del quinto andarivel y menos mal que allí había un espacio para darse la vuelta.

Paramos un rato, miramos para abajo, hacia arriba quedaban más o menos otros cinco andariveles hasta la punta pero allá solo se podía llegar a pié -no gracias- así es que filmé un rato y como el viento y las nubes estaban empezando a avisar malas noticias, volvimos antes que la cosa se pusiera fea.


Calculando que la base estaba a unos 4.900 metros y la cumbre a 5.900, los andariveles iban espaciados más o menos en 100 metros y si no me equivoco son 10, o sea llegamos a la mitad de la altura, yo calculo unos 5.400 metros, que es el lugar más alto en que he estado en mi vida. No experimenté puna, ni falta de oxígeno ni nada, solo que me cansaba como diablo caminar, lamentablemente los videos no le hacen honor a la grandiosidad del paisaje.

Después bajamos a Aguas Calientes, donde hice algunas tomas de las ruinas y de vuelta al refugio donde nuevamente pasé una mala noche, al otro día temprano de vuelta a mi Arica querido, tierra de leche y miel bendecida por los dioses. Los primero que hice al llegar a la casa fue saludar a mi baño, luego de lo básico un largo baño de tina jugando con mi patito de hule y por fin en camita disfrutando de mi querida almohada: there is not place like home, sweet home.

Basta de aventuras por ahora, hasta el 30, es decir la próxima semana cuando debo volver a Lima City, ¡esta cosa no para señores!.

Entradas antiguas Entradas nuevas